3 Errores que no te permiten quemar grasa

Lo más frustrante que puede pasar cuando estás perdiendo peso es que las cosas de repente y como por arte de magia (mala en este caso) se detengan. Y esto pasa a menudo. A pesar de tus mejores esfuerzos puede que la máquina quema grasa que llevas dentro deja de funcionar y sin saber por qué.
Ahí es cuando tenemos que revisar muy bien lo que estamos haciendo porque hay cosas que parecen inocentes, o que hacemos sin pensar, que son las que hacen que todos tus esfuerzos te dejen sólo cansada y sin perder ni un gramo de peso. Revisa estos consejos y cerciórate que no estás cometiendo estos errores.

#1 Comes de más porque estás entrenando muy duro
Esto pasa a menudo, quizás sientes que haces mucho ejercicio y que tu cuerpo "necesita" más combustible. Esto puede ser porque de verdad te sientas sumamente cansada y necesites la energía extra o simplemente por ese juego mental que pensamos que "nos merecemos" la comida después de sudar. Y el error principal está en ese concepto de quemar la comida.

Para perder peso se necesita un déficit de calorías que se logra con ejercicio y dieta. Las dos variables. Si piensas quemar lo que consumes, no lo lograrás y terminarás siempre comiendo un poco más.


#2 Comes tus comidas, y un poco más
Esto es frecuente. Muchas dietas actualmente dividen las comidas de las personas en tres comidas principales y dos meriendas o snacks que evitan que las personas coman de más en sus comidas importantes. Pero muchas veces comemos cantidades más grandes de lo que nos corresponde en nuestras comidas y esas pequeñas meriendas, terminan teniendo tantas calorías como una comida principal.

Para evitar que te pase eso lo mejor que puedes hacer es comer por porciones y servirte justo lo que debes comer. No dejes las estimaciones a tus ojos porque siempre vamos a ser más generosas de lo que nos corresponde.


#3 No duermes
La verdad es que la mayoría de nosotros(a) no dormimos bien. Y no sólo no dormimos lo que quisiéramos dormir (por horas y horas) sino que no dormimos lo que realmente nos corresponde. Probablemente duermes menos de 7 horas diarias y además esas horas están interrumpidas (ruidos, idas al baño, niños llorando).

Cuando no duermes la hormona del estrés llamada cortisol, se descontrola así como el azúcar en la sangre y tu insulina. El exceso de cortisol es la que te hace más propensa a acumular grasa abdominal; la irregularidad en el azúcar en la sangre, te provocará hambre y acudirás a los snacks nocturnos.
Revisa cada uno de estos puntos y comienza a hacer cambios en tu dieta, tu rutina de ejercicios y tu tiempo de descanso para que puedas llegar al peso deseado o mantenerlo.

Mucha suerte! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

2 Batidos para desintoxicar tu cuerpo en sólo tres días después de las fiestas

Reduce tu abdomen con estos batidos de manzana fáciles de hacer!

¿No sabes que desayunar?. Desayuna Avena y Chía para Bajar de peso saludablemente!